¿SE DEBE PEDIR PERMISO PARA DAR UN BESO?

De tan saludables, los besos son ya casi de prescripción médica. Existe, incluso, una ciencia, la filematología, dedicada a estudiar los besos, que, de tan poderosos, son capaces de equilibrarnos algunas hormonas, mejorando nuestra calidad de vida y llegando incluso a influir en la reproducción. Esencial en el desarrollo del afecto y de la necesidad de cuidarse mutuamente, la oxitocina circula a todo tren por nuestra corriente sanguínea en el momento del beso. En las chicas, por el contrario, se produjo un descenso. Quince parejas heterosexuales fueron divididas allí en dos grupos: en uno podían besarse libremente durante 15 minutos; en el otro podían charlar y, como mucho, darse la mano. El beso, presente en el 90 por ciento de las culturas en el mundo, es algo fundamentalmente químico. Cuando besamos en la boca, olemos, vemos, le tomamos el gusto a la otra persona, recopilamos, en definitiva, un montón de informaciones», afirma Helen Fisher. De una manera inconsciente, los varones intentarían transferir así, a través del beso, esa hormona a las mujeres con el fin de despertarles el apetito sexual.

Como conocer personas - 836327

Account Options

La política de los besos es un tema que le intriga a la periodista Rosamund Urwin, de 29 abriles, que escribe regularmente sobre las amistades de género. Algunos podrían ver levante comportamiento como pasado de moda, empero volver a las costumbres de antiguamente podría ser la forma de abordar los dilemas modernos sobre el aceptación. Un grupo de banqueros jóvenes, que salieron a tomar una copa después del trabajo, nos dieron su punto de vista. Ninguno de ellos quiso dar su nombre, pero uno admitió que había pedido permiso para besucar a una mujer Pero es una idea terrible. Hay que lanzarse. Si te equivocas, te equivocas, pides disculpas y ahí acaba todo. No debería haber ninguna burocracia en torno al primer beso.

Leave a Reply