ME GUSTA PENETRAR A MI MARIDO VESTIDO DE MUJER

Sin atentar contra la modestia, debo decir que los hombres me consideran muy atractiva y sexy, empezando por mi esposo quien disfruta mucho haciéndome vestir con minifaldas y ropa provocativa para que otros hombres me miren con deseo. Me casé a los 20 años, habiéndome mantenido virgen hasta los pocos meses luego de conocer a quien sería mi esposo, quien me cambió mi estatus de niña a mujer. Cuando me conoció llevaba tres años divorciado de su primera esposa. Luego de un noviazgo de 14 meses me propuso matrimonio, lo cual inmediatamente acepté, a pesar de que tenía yo varios pretendientes solteros, quiero decir sin pasado pues por una parte vi que él sería un esposo cariñoso y enamorado de su nueva mujer y por otra parte, habiéndole ya entregado mi virginidad, consideré que debería unir mi vida a la de él. Durante los tres primeros años de matrimonio, nuestra vida transcurrió como la de cualquier matrimonio convencional. Por amigas comunes, yo conocía que mi esposo en su primer matrimonio en algunas ocasiones había propiciado situaciones un tanto libertinas con su esposa, como bañarse en una piscina privada desnudos en presencia de otra pareja. Cuando hacíamos el amor, me preguntaba sobre mis experiencias sexuales pasadas, pero yo siempre respondía la verdad, en el sentido de que nunca había permitido que se propasaran conmigo y mi experiencia con otros novios nunca había pasado de unos besos en la boca. Ni siquiera había yo permitido que mis novios tocaran mis senos sobre la ropa, pues en mi adolescencia y primera juventud siempre fui muy recatada. En esas ocasiones, mi esposo se calentaba sobremanera cuando ya a solas me penetraba, pidiéndome que le contara que había sentido yo, y si me excitaba saber que otros hombres me deseaban.

Conocer hombres - 359077

Categorías Populares

En un principio mi cuerpo parecía totalmente en forma: ni rastro de gajes anales ni vaginales. Al levantarme, la cosa cambió Tengo veintitantos años y soy una chica normalita, ni ingreso ni baja, con mis curvas, empero sin ser exageradas. Mi novio se llama Jose El piso, ubicado en una zona residencial de lujo, estaba amueblado e incluso tenía jacuzzi

Con el permiso de mi marido relato erotico xxx

Intenté averiguarlo. XX empero ha. Sido totalmente olvidada a fecha de actualidad. Esa fue la. Basic advertencia. Djanlissa Pringels. Juanjo Villalba.

Leave a Reply